Area Endemica





Una área endémica es una área estrictamente localizada en un territorio que puede ser de extensión muy variable, tanto mayor en principio cuanto más elevado es el rango del taxón considerado dentro de la escala sistemática. Así, el endemismo de subespecie o de especie se limita a veces a una región muy restringida, como un pequeño macizo montañoso (por ejemplo: Saxífraga florulenta en el macizo silícico del Mercantour) o una isla de poca superficie (Eliomys ophiusae, roedor de la isla de Formentera, en las Baleares), mientras que el endemismo de género, de familia o de orden puede exten­derse al conjunto de un continente [por ejemplo. familias de las cactáceas y de las bromeliáceas, americanas; orden de los monotremas, austra­liano].ejemplo areas endemicas

De manera general, el fenómeno del endemismo está ligado al establecimiento en una región dada y en una época más o menos remota, de una bañera de aislamiento que ha interrumpido las rela­ciones de su flora y su fauna con las de las regiones vecinas. La evolución cerrada de los taxones así aislados conduce a su diferenciación progresiva en relación a aquellos de los que se han visto separados. Aparecen taxones nuevos endémicos de la región considerada. Las barreras de aislamiento son muy diversas: pueden ser de origen geográfico (surrección de una cadena de montañas, transgresión marina, etc.), ecológico (establecimiento de condiciones áridas, glacia­ciones, etc.) o genético (aparición de fenómenos de esterilidad).

El papel determinante desempeñado por las barreras de aisla­miento explica que sean las islas, montañas y desiertos las regiones más particularmente ricas en endemismos. Así, Nueva Zelanda posee alrededor de 1.000 especies vegetales endémicas, que repre­sentan el 80 % de su flora total, y el macizo de los Alpes más de 200 especies. En Francia, de alrededor de 4.000 especies de faneró­gamas, hay alrededor de 150 endemismos localizados principal­mente en los Pirineos, Alpes del Sur (30) y Córcega (60).

Según la época presumida de aparición, se distinguen habitualmente los paleoendemismos, de origen antiguo (terciario), y los neoendemismos, de origen reciente (a menudo posglacial). Los pri­meros corresponden a formas relictuales que se sitúan en general a nivel de la familia, del género o de la especie, y que se designan a veces, por esta razón, con el término de macroendemismos (por ejemplo: Berardia lanuginosa en los Alpes sudoccidentales). Los segundos aparecen como formas en plena expansión poco diferenciadas to­davía de aquellas de que proceden, de las cuales no representan a menudo otra cosa que subespecies o variedades, llamadas microendemismos (por ejrmplo: Sciurus vulgaris leucourus, ardilla endémica aparecida después de la separación de Gran Bretaña del continente europeo).

Finalmente, se da el nombre de vicariantes (o vicarios) (de vicarius, sustituto) a los taxones de origen ancestral común, pero que, a consecuencia de un fraccionamiento del área primitiva, se encuentran localizados en territorios distintos, en los cuales parecen reempla­zarse mutuamente, puesto que conservan, a causa de condiciones locales sensiblemente idénticas, caracteres muy próximos. Es el caso del plátano de Oriente (Platanus orientalis) y el plátano de América (Platanus occidentalis), que derivan de un antepasado común cuya área, inicialmente continua, se vio fragmentada en el oligoceno por la formación del Atlántico, y que hoy constituyen una pareja de especies vicarias típica. Las hayas, por su parte, ofrecen un ejem­plo de vicariancia tanto a nivel de la especie como del género [gé­neros Fagus y Nothofagus].

En relación con la desaparición progresiva de las semejanzas iniciales, existen todas las situaciones intermedias entre especies vi­carias y endémicas.



  • areas endemicas

  • que son las areas endemicas
  • area endemica
  • que son areas endemicas
  • seres vivos endemicos
  • novedades android
Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario