La Haya





Fagus Sylvatica

la haya

Está muy difundida por toda Europa, creciendo como árbol silvestre en los bosques húmedos, tanto en valles como en zonas montañosas. Es posible encontrar pies centenarios de más de 20 m, en los que el color y forma de los troncos, así como la densa masa de hojas de las enormes copas, constituyen ejemplares de gran valor ornamental. Durante la estación otoñal, las hojas comienzan a adquirir distintas tonalidades pardas, creando una vistosa estampa. Es importante que el suelo de cultivo se encuentre constantemente húmedo. Está especialmente adaptada a crecer en zonas sombrías, a pesar de que el sol no le supone ningún perjuicio. Sin embargo, las altas temperaturas no le favorecen en absoluto. El cultivo en grupo de varios ejemplares de distinto tamaño en parte de la pradera del jardín, es el modo más llamativo de cultivar esta especie, cuya sombra en verano resulta muy apreciada. La reproducción se lleva a cabo con suma facilidad a través de la germinación de sus semillas, los ‘ácueos”.



Nadie a llegado a esta página por un buscador, todavía!
Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario