Los mamiferos 3





Ungalados

Los dos grupos principales de ungulados actuales son los perisodáctilos (de dedos impares) y los artiodáctilos (de dedos pares). Estos dos grupos siguieron trayectorias evolutivas diferentes en extremo a lo largo del Terciario. Los perisodáctilos no sólo incluyeron a los antepasados de los caballos actuales, sino a animales tales como los primitivos paleoterios y los enormes y cornudos titanoterios. Muchos de estos animales se extinguieron antes del Oligoceno o en su transcurso, aunque los calicoterios  entre los que se halla el Morphus, provisto de uñas afiladas sobrevivieron hasta el Pleistoceno. Las líneas evolutivas que desembocan en los caballos, tapires y rinocerontes modernos incluyen todos los perisodáctilos que han sobrevivido. En la actualidad, todos estos animales están al borde de la extinción en su entorno natural, a pesar de que en el pasado los rinocerontes en particular, fueron muy numerosos y presentaron gran variedad. El mayor de los mamíferos terrestres fue un rinoceronte sin cuerno, el paraceraterio, que medía 6 m de alto hasta la cruz. Los problemas mecánicos que tuvo que afrontar un mamífero de semejantes dimensiones debieron de haber sido grandes, y no sobrevivió al Oligoceno.
Los artiodáctilos, con sus patas hendidas estuvie­ron presentes en pequeño número a principios del Terciario, pero radiaron en el Mioceno y dieron lu­gar a los primeros rumiantes auténticos; éstos estu­vieron precedidos probablemente por animales pa­recidos a los camellos; surgieron entonces los antepasados de bóvidos, antílopes, jirafas y cérvidos, adaptados para aprovechar la abundancia alimentaria de las crecientes praderas. Los rumiantes desarrollaron un duro paladar córneo, capaz de desmenuzar los vegetales, en sustitución de los dientes incisivos superiores, y desarrollaron también distintas cavidades en el estómago para lograr una buena digestión. Como resultado de estas adaptaciones, casi todos los animales vegetarianos de tamaño mediano y grande son miembros de este grupo dominante y tienen las mayores probabilidades de sobrevivir en este cambiante mundo.

Los mamiferos 3.

Los rumiantes, propiamente dichos como las ovejas y otros como los camellos, tienen el estómago dividido en cuatro cámaras. La comida baja directamente a la panza y la redecilla, donde es descompuesta y convertida en una pulpa blanda por la acción de unas bacterias. El animal regurgita esta pulpa y vuelve a masticarla (rumia). La comida pasa después a la cámara gástrica denominada libro y de éste al cuajar, donde se produce ya la absorción. Los camellos son los únicos animales que rumian y que tienen glándulas digestivas en el revestimiento de la panza



  • Cornudo mamifero rumiante
  • Cornudo rumiante
  • mamiferos cornudos
  • cornudos rumiantes
  • mamifero cornudo

  • novedades android
Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario