Mamiferos acuaticos





Aunque los mamíferos se impusieron en seguida como los vertebrados terrestres dominantes a principios del Terciario (hace 50 millones de años), ocupaban sólo alrededor del 30 % de la superficie del planeta; el resto estaba cubierto por el mar o por aguas dulces. Por esta razón, no debe sorprendernos que mamíferos pertenecientes a diferentes órdenes se adaptaran gradualmente a una vida acuática. Existían en particular nichos marinos a su disposición debido a- que los grandes reptiles acuáticos se habían extinguido más o menos al mismo tiempo que los dinosaurios. A finales del Cretácico abundaban los peces teleósteos, pero éstos eran en su mayoría pequeños, lo que dejaba abiertas muchas oportunidades a animales más grandes.
El agua ofrece muchas ventajas como lugar para vivir: brinda profundidades considerables, así como grandes extensiones donde pueden moverse a sus anchas los animales; actúa de amortiguador a las va­riaciones de temperatura y demás cambios climáticos rigurosos, y su densidad (unas ochocientas veces superior a la del aire), aunque dificulta la rapidez de los movimientos, permitió la evolución de animales mucho mayores que los que podían sostenerse en el aire; por otra parte, el sistema homeotérmico permitió a los mamíferos colonizar aguas sumamente frías, con el resultado de que hay pocas partes del mundo que no hayan sido ocupadas por ellos.

Mamiferos acuaticos.

Los cetáceos evolucionaron de mamíferos terrestres; los fósiles del Basilosaurus son los más antiguos que se han descubierto de un cetáceo totalmente acuático. La actual, aunque primitiva, ballena gris, al igual que la mayoría de los cetáceos, tiene el cuerpo más grueso; el delfín de río es el que más se parece a los antiguos cetáceos



  • mamiferos acuaticos y terrestres
  • seres vivos acuaticos
  • mamiferos acuaticos invertebrados
  • primeros mamiferos acuaticos
  • mamiferos acuaticos

  • novedades android
Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario