Primeras plantas terrestres





Las cicas

Las orillas de los lagos, ríos y mares poco profundos de los húmedos trópicos durante el Silúrico (hace 413 a 440 millones de años) proporcionaron un me­dio que no se diferenciaba demasiado del agua misma. Las plantas acuáticas sacaban nutrientes de aquel agua, que utilizaban también como medio de reproducción. Las plantas pequeñas debieron de ha­ber necesitado una adaptación pequeñísima para seguir desenvolviéndose en la humedísima atmósfera existente en las orillas del agua. Y entonces, debido acaso a la creciente competencia existente en aque­lla vegetación pletórica, o debido tal vez a unos cambios climáticos que acarrearon un ambiente mucho más seco, algunas plantas evolucionaron aun más hasta adaptarse para sobrevivir en una situación menos húmeda. Como todas las plantas, seguían necesitando un abastecimiento del vivificante elemento, pero ahora les era preciso un método para absor­berlo del suelo (función proporcionada por las raíces) y de un modo de conducirlo junto con los nu­trientes a lo largo de la estructura de la planta (mientras que anteriormente les había bastado con absorber esas sustancias del agua que las rodeaba). Necesitaron además una manera de prevenir la deshidratación y un modo de sostenerse fuera del agua; la síntesis de los cementos celulares llamados lignina y cutina resolvió en parte aquellos problemas.
La Cooksonia, la planta terrestre más antigua y cuya edad exacta se conoce (data del Silúrico superior), estaba más desarrollada que ninguna planta acuática de aquel tiempo. Tenía rizoides para afe­rrarse a las rocas y alimentarse y una epidermis impermeable que la protegía contra la desecación. Un sistema vascular compuesto por células xilemáticas y floemáticas llevaba agua y azúcares a los puntos importantes de crecimiento. Aquellas células tubulares, que formaban un estrecho haz vascular central y leñoso, daban a la planta rigidez suficiente para permitirse un tronco aéreo, cuyas ramas dicotômicas tenían esporangios en las puntas, pero carecían de hojas.
Una pariente cercana de la Cooksonia, llamada Psilotum, se da todavía entre los ríos de lava de Hawai. El Psilotum y la Cooksonia son pteridófitos, grupo que incluye helechos, filicíneas, licopodios y equisetos. Una vez completada la transición del agua a tierra, aquellos pteridófitos se diversificaron rápidamente. Sus endurecidos tallos, unidos al desarrollo de auténticas raíces para absorber el agua subterránea, contribuyeron también a darles un desarrollo firme y vertical.

Las equisetíneas

Primeros arboles y primeros animales terrestres

A lo largo del período Devónico (hace 365-41S millones de años) el paisaje se modificó de un modo espectacular. Las desnudas rocas se cubrieron rápida­mente de tupidos bosques en miniatura que albergaban artrópodos herbívoros -arañas y Rhynia- y se formó un suelo muy rico en humus. Los tallos de las plantas ganaron cada vez más altura hacia la luz y se desarrollaron las correspondientes raigambres.
A principios del Carbonífero (hace 365 millones de años), colosales licopodios y equisetos habían alcanzado ya los 30 a 40 m de altura en su competir sin  tregua por la luz del Sol. Las estrechas hojas y los cónicos estróbilos de muchos licopodios (como los Lepidodendron y los Sigillaria) y cordaitales (plantas gigantes parecidas a coníferas, de casi 50 m de alto) tenían un parecido sorprendente con las de las coníferas actuales y anunciaron la evolución de las gimnospermas. Aun así, sus métodos de reproducción seguían siendo primitivos. Bajo la techumbre de aquellos árboles primitivos crecían multitud de helechos; al tener menos acceso a la luz, fueron las primeras plantas en desarrollar unas hojas de verdad y despegadísimas.
En ese momento, aparecieron también los escor­piones terrestres, así como los primeros insectos voladores. Y surgieron también los primeros anfibios, a la sazón los lepospóndilos y los laberintodontos. En el Carbonífero superior (hace 290-315 millones de años), aparecieron los primeros reptiles, como los Hylonoma, y los sinápsidos, que originarían a los mamíferos propiamente dichos varios millones de años después.
A finales del Paleozoico, que abarcó todos esos periodos y terminó hace 245 millones de años, habían aparecido todos los grupos mayores de insectos, exceptuando los himenópteros (avispas). Habían hecho su aparición también los reptiles lepidosaurios, de los que descienden la mayoría de los reptiles actuales, y los arcosaurios, de los que saldrían los dinosaurios en la era zoológica siguiente, el Mesozoico

 Las cicas parecen palmeras, con su extraño tronco sin hojas y sus hojas grandes y rígidas. Hace 120 millones de años estaban muy difundidas, pero hoy se hallan reducidas a las regiones tropicales y subtropicales

Las equisetíneas (abajo, derecha) están entre las primeras plantas primitivas que prosperaron en el Carbonífero; se han hallado muchos fósiles de sus hojas. Hoy día están representadas por un solo género, Eguisetum



  • primeras plantas terrestres
  • imagenes de plantas terrestres
  • plantas terrestres

  • planta terrestre
  • dibujos de plantas terrestres
  • novedades android
Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario