Quetognatos





Entramos en el segundo tipo de cicloneuros, los quetognatos. El cuer­po de estos animales, de uno a ocho centímetros, es transparente y en forma de flecha, y se desplaza con movimientos rápidos. Está dividido en tres regiones -cabeza, tronco y cola-, cada una de las cuales posee su propia cavidad celómica. Viven en el mar y forman parte del plancton, alimentándose a su vez de diversos organismos planctónicos a los que capturan mediante unas quetas cefálicas móviles que hacen el papel de mandíbulas. De estas quetas deriva su nombre. Estos animales se caracterizan por tener la cabeza recubierta con un capuchón que, al contraerse, se aplica contra la boca y deja tan solo un pequeño orificio ventral. Tienen expansiones laterales y caudal en forma de aletas. las sagitta- quetognatos

Son hermafroditas y carecen de aparato respiratorio, circulatorio y excretor. La mayor parte de su musculatura es estriada, formada por cuatro troncos longitudinales; carecen de muscula­tura circular. El sistema nervioso está integrado por un ganglio cerebroide  con un collar periesofágico, y por un ganglio ventral unido también al cerebro; presentan, por lo tanto, un doble collar periesofágico. Los órga­nos sensoriales están representados por dos manchas oculares y por pa­quetes de cilios esparcidos por el cuerpo. En cuanto a la reproducción, puede darse acoplamiento o bien autofecundación. En el desarrollo no se presentan estados larvarios ciliados sino que es directo. En el momento de la eclosión, el embrión es opaco y presenta ya casi todos los caracteres del adulto. La larva nada durante dos o tres días y brus­camente sufre la metamorfosis, ad­quiriendo la transparente forma defi­nitiva. Pueden servirnos de ejemplo las Sagitta.



  • quetognatos reproduccion
  • reproduccion de los quetognatos
  • quetognato
  • quetognatos

  • quetognatos caracteristicas
  • novedades android
Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario