Dietas depurativas





 

dietas depurativas.vitaminas. Las dietas etiquetadas como depurativas actúan sobre el organismo para depurarlo y desintoxicarlo. Mediante este tipo de dietas se pretende reducir la toxemia o acumulación de sustancias nocivas en la sangre, que puede generar la aparición de enfermedades. Cada célula de nuestro organismo posee su propio metabolismo, que produce, habitualmente, una cantidad de desechos que son eliminados por el hígado, los riñones, la piel, los pulmones o el intestino. Cuando el organismo no puede desprenderse de estos residuos se produce una retención de toxinas que se inicia en el sistema sanguíneo y en el sistema linfático, dando lugar a distintos trastornos. Para facilitar la expulsión de estas sustancias atrapadas en el organismo favoreciendo la eliminación intestinal, hepática, renal, a través de la piel o a través de los pulmones se recurre a distintos tipos de dietas depurativas, caracterizadas por la restricción de ciertos nutrientes y seleccionadas por el especialista en virtud del estado del paciente. Entre estas dietas podemos citar:

Ayuno. Es el método de desintoxicación por excelencia. Consiste en vivir de las propias reservas durante un período de tiempo que el organismo aprovecha para deshacerse de los detritus acumulados y permitir a sus órganos regenerarse y reactivar su funcionamiento.

Dieta lactovegetariana. Se reduce la toma de grasas y se aumenta la fibra alimentaria. Adecuada en las alteraciones del metabolismo de las grasas y en trastornos con estreñimiento.

dietas depurativas. minerales.

Dieta hipocarbonada. Se reducen los hidratos de carbono refinados. Aconsejada para la obesidad, los problemas hepáticos o del páncreas y, preferentemente, en aquellos pacientes aquejados de problemas respiratorios por exceso de mucosidad.

Dieta hiponitrogenada. Se reducen las proteínas para reducir así los desechos nitrogenados procedentes de su metabolismo. Se recomienda en problemas de funcionalidad del hígado, de los riñones y de la piel, y es óptima ante enfermedades reumáticas y articulares.

Dieta pobre en grasas. Se reducen los lípidos. Apropiada para tratar la obesidad, los problemas hepáticos, trastornos de vesícula biliar y las alteraciones cardiocirculatorias.

Dieta hipocalórica. Al aportarse unas cantidades energéticas inferiores a las necesarias, se obliga al organismo a obtener la energía a partir de las grasas acumuladas. Adecuada para el obeso y, en general, para desintoxicar el organismo.

Las monodietas. En ellas se selecciona un alimento, o varios, a fin de reducir las toxinas del organismo. Suelen ser frutas, verduras o cereales, dependiendo del estado del paciente.



  • recetas hipocarbonadas
  • que es una dieta hipocarbonada
  • dieta hipocarbonada

  • distribucion energetica dieta hipocarbonada
  • recetas dieta hipocarbonada
  • novedades android
Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario