Dietas terapeuticas





Dietética y dietoterapia

dietas terapeuticas.

Denominamos dietética a la ciencia que establece la adecuada utilización de los alimentos para conseguir una alimentación equilibrada, variada y suficiente, cubriendo las necesidades tanto del individuo sano como del enfermo. Tiene en cuenta, además, los gustos, costumbres y posibilidades de obtención de los alimentos. Una dieta equilibrada es aquella que aporta diariamente los nutrientes energéticos y no energéticos necesarios  es decir, en la proporción justa según su cantidad, y calidad para el buen funcionamiento del organismo y la continuidad de la vida. La dietoterapia, o aplicación de la llamada dieta terapéutica  régimen dietético, se ocupa en cambio de establecer la dieta más adecuada para el paciente y de facilitarle el proceso de alimentación apuntando a diversos objetivos, entre ellos disminuir y prevenir la aparición de síntomas, tratar la enfermedad o actuar como apoyo esencial a la acción de los fármacos y detectar intolerancias a determinados alimentos.

Dietas terapeuticas

Las dietas dietas terapeuticas.b.terapéuticas tienen como fin controlar ciertas patologías, para lo que se adaptan a las etapas evolutivas en las que pueda encontrarse un enfermo, ofreciendo una dieta específica para cada una de ellas, hasta alcanzar el grado de normalidad. En general, las fases por las que se atraviesa son las siguientes:

Dieta absoluta. El paciente no ingie­re nada por la boca. Su alimentación será hidrosalina por vía endovenosa, o a través de una sonda, si su estado ge­neral lo permite.

 

Dieta líquida. Compuesta por ali­mentos en estado líquido, como infusio­nes de manzanilla, tila, caldos de carne o de vegetales, zumos de fruta y leche. También pueden obtenerse alimentos añadiendo al agua o al caldo diversas harinas dextrinadas o preparados de nu­trición entera en polvo. Las dietas líquidas pueden ser completas o incompletas, según proporcionen la totalidad de los nutrientes y de la energía que preci­sa el paciente, o bien sólo una parte.

Dieta ligera. Además de los alimentos citados en la dieta líquida, se pueden añadir otros de consistencia fluida, como flan, yogur, purés y manzana hervida. Resulta adecuada para pacientes con problemas bucales que impidan la masticación y deglución. Cuando la dieta triturada debe estar exenta de líquidos se denomina dieta pastosa.

dietas terapeuticas.Salud y colesterol

Dieta blanda. Los alimentos deben ofrecerse en consistencias suaves, ser de fácil digestión y provocar una ligera estimulación del aparato digestivo. Dentro de este grupo se encuentran las sémolas, las pastas alimentarias, el pan de molde, las patatas, el arroz, los alimentos hervidos, el pollo y el pesca­do (también hervidos), los huevos pa­sados por agua o en tortilla, el puré de verduras, las mermeladas, la margarina, las frutas maduras peladas y trituradas y toda clase de verduras cocidas, excepto la col, la coliflor y las verduras flatulentas. No se toleran los vegetales crudos ni los cereales completos; tampoco los fritos ni los guisos; y quedan descartadas las grasas de origen animal. La dieta blanda está indicada para diversos procesos: postoperatorios, distintas patologías digestivas, síndromes febriles y otros.

Dieta de transición. Debe ser una dieta de fácil digestión. A menudo es  la que precede a la dieta completa o básica. Permite la incorporación de frutas desecadas, pan integral, quesos frescos, frutas frescas maduras y peladas y verduras crudas en ensaladas (que el paciente deberá masticar bien), así como todo tipo de verduras cocidas.

Dieta básica o completa. Es la dieta indicada para un enfermo que no precisa de ninguna dieta terapéutica. Se evitan en ella los alimentos flatulentos o de difícil digestión y se mantienen las preparaciones culinarias suaves.



  • dietas completas e incompletas
  • dietas terapeuticas completas
  • dietas terapeuticas completas e incompletas

  • dietas terapeuticas
  • dieta terapeutica completa
  • novedades android
Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario