Diátesis





diátesis.

El terreno o receptividad orgánica se manifiestan en la clínica por las diátesis. El término diátesis viene del latín diathesis, y éste del griego diáthesis, y significa «disposición». En medicina funcional se trata de estados intermedios entre la salud y la verdadera enfermedad, en los que hay una desregulación de las funciones fisiológicas, tanto orgánicas como psicoso-máticas.
Como explica Jacques Ménètrier, padre de la oligoterapia, «una diátesis comprende un comportamiento y manifestaciones funcionales pre o parapatológicas. Constituye una entidad cuyas evoluciones, transformaciones, señales de alarma y síntomas mórbidos se encuentran fácilmente por medio de la anamnesis y el examen clínico. Lo que importa es poner en evidencia los pasos de estado a estado, las transferencias sintomáticas y, de hecho, los testimonios de un envejecimiento artificial o prematuro en las evoluciones de las diátesis».
Cada uno de los oligoelementos tiene indicaciones precisas y efectivas, que deben conocerse, así como también debemos conocer las características semiológicas de los síndromes reactivos.
Siempre que el sujeto presente características de dos diátesis, se utilizará el oligoelemento básico de la diátesis predominante o de la diátesis más evolucionada.
En caso de no poder establecer el pre­dominio o evolución, se utilizarán los dos oligoelementos básicos, alternándolos.
Existen cuatro diátesis fundamentales, aunque es excepcional encontrar diátesis puras, es decir, individuos que presenten todas las características y síntomas descritos en una diátesis. La diátesis es reversible si la corrección se establece antes de que aparezcan los trastornos orgánicos.

Diatesis alergica

El rasgo característico de la diátesis  o alérgica es el cansancio de la mañana. Los pacientes suelen presentar trastornos artríticos vinculados con síntomas alérgicos. Se trata de una diátesis «joven», dado que los signos manifestados en este estado no afectan a la vitalidad, y el organismo puede defenderse aún por medios propios.
Sus riesgos patológicos son hipertensión y enfermedades derivadas (angina de pecho e infarto de miocardio), artritis crónica, litiasis renal y biliar, fibromas hemorrágicos, asma crónico, eczemas o edemas crónicos, hipertiroidismo (enfermedad de Basedow). El tratamiento básico es el manganeso, con yodo cuando exista una disfunción endocrina, y con azufre cuando esté implicada la glándula hepática.

Diatasis hipostemica

El rasgo característico de la diátesis II  o hiposténica es el cansancio nocturno. Esta segunda diátesis es todavía una diátesis «joven» y sus signos particulares son la artritis y la tuberculosis. Suele aparecer en niños y adolescentes, y si no se corrige, degenerar en tuberculosis.
Sus principales formas de agravación son asma y enfisema pulmonar, las enfermedades artríticas (reumatismos, deformaciones o anquilosamientos) y las digestivas (colitis sigmoidiana, ulceraciones duodenales). El tratamiento básico es la combinación de manganeso cobre, en asociación con azufre (trastornos alérgicos) o fósforo (espasmos).

Diatesis distonica

Rasgo característico de la diátesis III o distónica es la depresión. Suele ser una fase evolutiva de las anteriores, y sus signos característicos son neuroartritismo y arteriosclerosis, trastornos de los sistemas circulatorio, neurovegetativo y excretor.
El tratamiento se basa en la combinación manganeso-cobalto, en asociación con azufre (trastornos hepáticos) o yodo (disfunción del tiroides).

Diatesis anergica

El rasgo característico de la diátesis IV o anérgica son las llamadas «enfermedades de la civilización», que nacen de la tensión nerviosa, el estrés y la angustia. Es la diátesis más «anciana» y la que deja en el organismo huellas de mayor deterioro. Su tratamiento deberá basarse en sus oligoelementos básicos, el cobre, el oro y la plata.



  • menetier diatesis
  • diatesis alergica
  • diatesis distonica

  • HIPOSTEMICA
  • caracteristicas de los seres vivos
  • novedades android
Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario