El agua dulce





Papel de las aguas en la evolución

 

Las aguas dulces, aunque su volumen total sea mucho menor que el de las aguas de los mares, tuvieron sin embargo un papel muy importante en la evolución. Ofrecen gran variedad de ambientes, desde lagos profundos a alborotados torrentes de montaña, desde estanques permanentes a ríos estacionales o charcos temporales. A diferencia de los interminables océanos, ríos, lagos y lagunas de agua dulce, constituyen zonas de aguas separadas, aisladas entre sí. Esta variedad y este aislamiento dan a entender que los organismos que viven en ellos

se adaptaron y evolucionaron de muchos modos. En la cuenca del Amazonas actual, diferentes ramas del enorme sistema fluvial contienen una serie de especies o subespecies de peces que, aunque derivadas obviamente de un mismo tronco básico, se han adaptado a condiciones diferentes. Se cree que la conquista de la tierra por los vertebrados se produjo mediante adaptaciones que capacitaron a algunos peces para sobrevivir en charcas temporales mal oxigenadas. Las plantas de agua dulce y de los estuarios pueden haber sido también las

primeras en colonizar la tierra firme. La competencia en el agua puede haberse traducido en

que las plantas que pudieron salir al aire y hacer uso del abundante dióxido de carbono y de la luz existentes en él gozaran de grandes ventajas. Con el desarrollo de una cutícula que redujera al mínimo su pérdida de agua, algunas de aquellas plantas fueron capaces de vivir permanentemente fuera del agua y de aprovecharse de la gran cantidad de nutrientes existentes en tierra firme. De este modo, mientras los océanos y las aguas dulces proporcionaron las mejores condiciones a las primeras formas de vida, fueron los problemas de escasez de nutrientes que presentaban los que indujeron a algunas plantas y algunos animales a adaptarse y evolucionar.



Nadie a llegado a esta página por un buscador, todavía!
Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario