El parasitismo





Algunas relaciones son beneficiosas para una de las partes y perjudiciales para la otra: se habla entonces de parasitismo. Los animales parásitos son por lo general pequeños e individualmente no le hacen mucho daño al hospedador. Pero éste último se siente siempre molesto con los parásitos externos y, si puede, se deshace de semejantes huéspedes. Las plantas, como es natural, no pueden librarse de sus parásitos, que pueden ser otras plantas o bien organismos animales.
Para un parásito el cuerpo de otro organismo constituye claramente un medio muy favorable; no existe ningún ser vivo de cierto tamaño que no sea hospedador de una serie de diferentes parásitos, muy especializados en su mayoría en cuanto a la parte del cuerpo del hospedador que utilizan y el modo de propagación de su prole (a menudo a través de hospedadores intermedios). Muchos parásitos son a su vez hospedadores de hiperparásitos y a veces de hiper-hiperparásitos.
El éxito de un parásito se traduce en la colonización de nuevas partes y depende de las posibilidades de supervivencia de la prole en un entorno muy especializado y acaso nuevo; es por lo tanto esencial la fecundidad.

Mosquito, un parásito hematófago, infestado a su vez por ácaros parásitos.



  • parasitismo de los seres vivos
  • que es parasitismo en los seres vivos
  • parasitismo en los seres vivos

  • que es el parasitismo en los seres vivos
  • parasitismo entre los seres vivos
  • novedades android
Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario