Gatos y perros





Los gatos aparecieron entre los primeros carnívoros avanzados. Muchos félidos del Oligoceno tuvieron «dientes de sable» (los caninos superiores convertidos en grandes armas afiladas). Su estilo de vida era probablemente parecido al de las panteras: tenderían emboscadas desde arriba a sus indefensas víctimas. Los félidos dientes de sable sobrevivieron hasta avanzado el Pleistoceno, y convivieron incluso con el hombre primitivo; pero les llegó la hora con la extinción de sus grandes y lentas presas, que fueron sustituidas por los modernos antílopes y cérvidos, demasiado rápidos y astutos para ellos.
Los cánidos evolucionaron también a partir de antepasados parecidos a los miácidos, sólo que, en vez de tender emboscadas, se lanzaban a correr tras sus presas. Un grupo que prosperó en el Mioceno y el Plioceno fueron los perros hiena, como el Borophagus. Estos animales tenían la cabeza grande y bulbosa, con sólidos dientes para partir los huesos de carroñas o presas de gran tamaño.
Hubo otro grupo que alcanzó un importante de­sarrollo, el de los llamados perros osos. Sus dientes revelan que, como los osos actuales, se alimentaban de plantas y carne a la vez, aunque probablemente corrían más que los osos, porque lo hacían sobre los dedos, como los auténticos cánidos. Los cánidos modernos, incluidos los lobos y los chacales, son similares en cuanto a estructura corporal y aspecto básico al Tomarctus, que vivió en el Mioceno y el Plioceno. Otras líneas evolutivas han dado lugar a los zorros y a los perros cazadores africanos de nuestros días.

Gatos y perros.

El dibujo y el colorido de la piel de los gatos cervales varían considerablemente de una subespecie a otra y de un individuo a otro. Este gato cerval está muy moteado, pero algunos sólo tienen manchas oscuras sobre los ojos, además de los anillos de la cola



  • porque los perros son seres vivos
  • porque los gatos son seres vivos
  • seres vivos los gatos
  • miacidos

  • gatos yperros
  • novedades android
Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario