Ictiosaurios





Los reptiles marinos más conocidos de ésta tal vez sean los ictiosaurios. Tenían un cierto parecido con los delfines actuales, con forma de pez y una aleta dorsal similar a la del tiburón. Sus extremidades se convirtieron en aletas, con lo que podían equilibrarse y maniobrar, y tenían una potente aleta pro­pulsora en la cola. Podemos situar varios géneros de ictiosaurios, desde el largo y delgado Mixosaurus del Triásico, pasando por el Ichthyosaurus, con forma de delfín, y el Eurhinosaurus del Jurásico, parecido a un pez espada, hasta el desdentado Ophthalmosaurus del Cretácico. Todos ellos fueron activos cazadores pis­cívoros, aunque algunos de los últimos se alimentaron de cefalópodos.
La aleta remera del ictiosaurio era un órgano especializado, perfectamente moldeado para despla­zarse en el agua. Estaba reforzada por multitud de «falanges» que no presentan el menor parecido con la disposición de los huesos de la pata de un reptil actual; este factor podría sugerir que los ictiosaurios habrían alcanzado su forma marina directamente de un antepasado anfibio acuático, sin pasar por la fase de reptiles terrestres. Su adaptación a la vida marina fue tan perfecta que «parían» sus hijos en el agua, sin ir a tierra a poner los huevos.

Ictiosaurios.

Los ictiosaurios fueron reptiles acuáticos que hicieron su aparición en el Triásico; se han encontrado muchos fósiles de ellos. Se parecían a los delfines actuales, pero tenían el hocico más largo; se alimentaron principalmente de belemnites. Los ictiosaurios eran incapaces de salir a tierra a poner los huevos y por esa razón la madre los «paria)) vivos; no los gestaba, pero conservaba en su interior los huevos hasta que eclosionaban. La competencia de otros reptiles marinos provocó su extinción a finales del Mesozoico



  • informacion sobre el ictiosaurio
  • desplazamiento del ictiosaurio
  • ictiosaurios

  • ictiosaurio
  • ictiosaurio desplazamiento
  • novedades android
Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario