Los Anélidos





anelidos Son los gusanos de organización más completa, y también los más variados y abundantes. Los marinos pueblan todos los mares del mundo; los terrestres tienen la apariencia de lombrices de tierra. Su cuerpo es típico: presentan una serie de segmentos iguales o casi iguales; cada anillo lleva unas cerdas duras que el animal utiliza como medio de locomoción; también poseen cilios, antenas, palpos, etcétera.

 

Los Arquianélidos son fundamentalmente marinos. Los poligordios viven en el Mediterráneo y el Atlántico, bajo las piedras que quedan al descubierto con la baja mar. Los protodrilos y los dinofilos son gusanos cilindricos.

 

Los Poliquetos forman un vasto y variado grupo: unos son nadadores y otros permanecen sedentarios. Algunos elaboran sus propios tubos protectores. En general, abundan en las zonas litorales marinas, y algunas especies penetran en los ríos. Son animales de brillante y variado colorido. Algunas especies toman tonalidades imitativas y otras son luminiscentes. Son animales libres, pero hay especies parásitas. Un comensal muy conocido es el gusano de los ermitaños, que vive en el caparazón de los cangrejos ermitaños. Son animales unisexuales y capaces de regenerar las partes que pierden, incluso la cabeza, en un prodigioso alarde de la naturaleza.

 

Los Afrodítidos y Filodócidos tienen pocos segmentos y presentan cirros y cilios. El topo de mar presenta el cuerpo recubierto de un espeso fieltro formado por tenues filamentos entrelazados, que producen un gran efecto cuando la luz se descompone entre ellos. Acostumbran vivir entre las algas.

 

Los Nereidos son anélidos presentes en todos los litorales. Tienen una cabeza provista de 2 antenas y 2 palpos, con 4 ojos. No superan los 10 cm de longitud, aunque la especie nereido gigante alcanza hasta 50 cm. Los Eunicidios pueden alcanzar hasta 2 m de longitud. Incluyen las marfisas, de bellos colores rojos y anaranjados. En el Pacífico vive el palolo, que sirve de alimento a los indígenas.

 

Los Quetópteros tienen el cuerpo blando y fofo, amarillento y azulado, dividido en varias regiones. Se aloja en un tubo en forma de U, que se entierra en la arena. Algunos segmentos actúan como paletas, que al moverse hacen de órgano locomotor. Alcanzan hasta 25 cm. Abundan en el Mediterráneo. Otras familias de mucha menor importancia son los Cirratúlidos, Sabeláridos y Serpúlidos.

 

Los Mizostómidos son parásitos de algunos peces, a los que producen un tumor. A veces presentan forma oval o discoidal.

 

Los Oligoquetos son básicamente las lombrices de tierra. Su importancia es enorme como agentes geológicos. en la formación del suelo vegetal. A ellos dedicó Darwin muchas páginas de sus textos. Sus dimensiones oscilan entre medidas microscópicas y 2 m de longitud o más. Los órganos locomotores son cerdas quitinosas, unas 8 por cada segmento. Estos son casi todos iguales; los de la parte anterior algo más gruesos, pues albergan gran cantidad de glándulas mucosas. Son hermafroditas. Las lombrices de tierra devoran gran cantidad de tierra, que luego expulsan vitalizada como abono.

 

Los Hirudíneos son los gusanos más peculiares por su aspecto, aunque todas las especies son prácticamente iguales. Se las conoce como sanguijuelas. Su principal característica es la existencia de 2 ventosas situadas a ambos extremos del cuerpo. En general son animales de aguas dulces, arrastrándose típicamente mientras elevan su torso componiendo una ondulación. Se alimentan de la sangre de diversos animales, sobre todo de vertebrados, por lo que cabe considerarlas parásitas, aunque una vez satisfechas se desprenden de la víctima. Son animales hermafroditas y se les puede encontrar en América del Sur y Central, India, Indochina y en las regiones calurosas.



  • anelidos marinos
  • arquianelidos

  • los arquianelidos
  • arquianelido
  • anelidos

  • novedades android
Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario