Los Equinodermos





estrella de mar Basta contemplar a una estrella de mar o un erizo marino para no olvidar nunca más a estos animal es llamados Equinodermos. No tienen simetiía bilateral, como los invertebrados estudiados hasta aquí, sino que las partes repetidas de su cuerpo, representadas por sus brazos, están simétricamente dispuestas respecto a un centro, como si de radios de una circunferencia se tratara. Y esto ocurre con los aguijones del erizo y con los brazos de la estrella. Son animales marinos. Cabe distinguir los siguientes grupos: Asteroideos, Ofiuroideos. Equinoideos, Holoturioideos y Crinoideos.

 

ASTEROIDEOS

 

Las estrellas de mar. Abundan en las costas de todos los mares y reclama la atención su forma estrellada, con los brazos más o menos diferenciados. Estos brazos se llaman radios. En general presentan 5 de ellos, aunque, por ejemplo, la luidia tiene 7. Los radios son casi siempre triangulares, a veces esbeltos, en ocasiones gruesos y cortos. Las estrellas se apoyan en el fondo sobre su cara ventral, donde se abre la boca. Son animales muy voraces y se alimentan de moluscos y pececillos. Cuando apresan un mejillón o una almeja, lo paralizan con un líquido. Igualmente atacan a los erizos sin temor a las púas. Las dimensiones de los asteroideos son variables, pero pueden alcanzar hasta los cincuenta centímetros de diámetro. Las placas esqueléticas permiten a la piel una cierta flexibilidad y con frecuencia llevan gránulos, tubérculos o espinas.

 

OFIUROIDEOS

 

Son de forma estrellada pero los radios son más bien tentáculos largos que brazos. Estos pueden, además, llevar espinas o tubérculos. Son muy abundantes en todos los mares, aunque sólo se les encuentra en aguas muy limpias, enroscados en las algas marinas o aferrados a las rocas, deslizándose ágilmente entre los corales. Se alimentan de anélidos, crustáceos, pólipos y moluscos desnudos. Clavan a sus presas las espinas de su boca, desmenuzándolas en pequeños fragmentos.

 

EQUINOIDEOS

 

También llamados erizos de mar, son el grupo más variado y numeroso. Su cuerpo es ovoideo, protegido por un caparazón formado por un mosaico de piezas calcáreas, sobre las que existen innumerables espinas, finas y agudas, que defienden al animal. Las púas pueden ser más o menos largas, según las especies. Se alimentan de algas. Viven casi siempre en el mismo lugar, al que retornan tras sus desplazamientos para buscar alimento. Estos lugares son las costas rocosas. Una segunda defensa tras las espinas son los pedicelarios, pequeñas tenazas con glándulas venenosas. De las especies más importantes cabe destacar: el clipeáster, típico del golfo de México y el pusillus del Mediterráneo.

 

CRINOIDEOS

 

Los actuales son los últimos supervivientes de formas muy arcaicas. La más conocida es la comátula. que vive sobre las algas o los pólipos, a los que se aferra con sus garfios o cirros. Forman colonias sobre los corales o las rocas. Presentan un aspecto plumoso, pues tienen los brazos cubiertos de pínulas. Adoptan aspecto luminiscente, por lo que a veces se las confunde con la vegetación marina. Abundan especialmente en las Antillas y el Atlántico. Cuando se les amputa una parte del cuerpo, la regeneran en poco tiempo, pues la fragilidad de sus brazos hace que sufran frecuentes accidentes. Son sedentarios, tras un breve paréntesis de vida libre. Una variedad muy difundida son los llamados lirios de mar, de los que se conocen 500 especies, así llamados por su similitud a aquellas flores.



  • invertebrado marino con aguijones

  • distribucion geografica de los equinodermos

  • los equinodermos como uso medicinal
  • estrella de mar ser vivo
  • equinodermos y su uso medicinal
  • novedades android
Comparte esta nota:
Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario