Muerte de los dinosaurios





La catástrofe ecológica más enigmática de la historia de la evolución tal vez sea la extinción a escala mundial que se produjo al final del Cretácico, hace 65 millones de años. Se vieron afectadas por ella muchas plantas y muchos animales, incluidos los invertebrados marinos llamados ammonites y belemnites, los plesiosaurios (vertebrados marinos), los pterosaurios (vertebrados terrestres) y el impresionante y conocidísimo caso de los dinosaurios.
Las razones de la extinción de los dinosaurios han tenido sin cesar en suspenso a los biólogos, por lo que se han propuesto muchas teorías sobre su desaparición, algunas de ellas con poco fundamento. Se ha llegado a sugerir, por ejemplo, que al desarrollarse los pequeños mamíferos recién aparecidos se habrían comido sus huevos, que el bombardeo de los rayos cósmicos habría vuelto estériles a los grandes reptiles, o que éstos no habrían podido adaptarse a cambios repentinos del clima y / o de la flora. Algunos científicos han sugerido también que los dinosaurios, por su tamaño mismo, «se comieron ecológicamente unos a otros» o que, sencillamente, agotaron su espacio vital. Las plantas angiospermas proliferaron hacia aquella época, y muchas de estas nuevas plantas contenían unos alcaloides que pudieron haber sido tóxicos para los dinosaurios vegetarianos, que constituían a su vez el alimento básico de las especies carnívoras. Las orugas (larvas) de insectos entonces recién evolucionados, como mariposas diurnas y esfinges evolución provocada en parte a su vez por la aparición de más plantas en aquel medio pueden haber competido por el alimento con los dinosaurios herbívoros, con la consabida repercusión sobre los carnívoros. Entre este sinfín de teorías, la menos improbable es la que se refiere al clima, que cambió casi con seguridad a finales del Cretácico de una gran uniformidad a nivel mundial a climas regionales extremos tórridos o fríos, en los que sólo habrían sobrevivido las especies capaces de adaptarse con suficiente rapidez a las nuevas condiciones.
Últimamente, el hallazgo de elementos químicos raros -osmio e iridio- a nivel mundial en la divisoria del Cretácico y el Terciario ha hecho aparecer una nueva teoría: se dice que estos elementos podrían tener un origen extraterrestre, tal vez un meteorito de proporciones gigantescas que se habría estrellado en la Tierra y habría lanzado tanto polvo a la atmósfera, que la luz del Sol no habría podido atravesarla, lo que habría alterado radicalmente el clima, con la consiguiente desaparición de las plantas que servían de pasto a los dinosaurios herbívoros; éstos, privados de alimento, se habrían extinguido, y las especies carnívoras que vivían de ellos habrían ocupado inmediatamente su lugar.

Muerte de los dinosaurios.



  • que otros seres vivos compartieron la tierra con los dinosaurios
  • que compartian en la tierra los dinosourios
  • muerte de los dinosaurios
  • que otros seres vivos comparten la tierra con los dinosaurios

  • que seres vivos comparten la tierra con los dinosaurios
  • novedades android
Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario