Teropodos 1





Grandes teropodos

El gigantesco Tyrannosaurus rex

Un gran terópodo típico fue el Megalosaurus, que medía 7 m de largo; éste ha sido el primer dinosaurio descrito científicamente. Sus patas traseras terminaban en tres enormes uñas; las delanteras eran mucho menores y terminaban también en uñas afiladas. Su cabeza era muy grande y la boca estaba provista de lacerantes dientes en sierra; pero probablemente mató sus presas con las patas traseras, por ser sus dientes demasiado delgados para ser empleados como armas de pelea. Llevaban el cuerpo bastante echado hacia delante, con la columna vertebral casi horizontal, y su peso era contrarrestado por una cola recta y rígida. La cabeza del Megalosaurus pudo haberse situado en lo alto de un cuello corto y levantado en S, como el de una ave. Entre otros grandes terópodos del Jurásico, están el Allosaurus, el cornudo Ceratosaurus de América del Norte y el Yangchuanosaurus de China.
En el Cretácico (hace 65-140 millones de años), los grandes terópodos evolucionaron de muchos modos distintos. El Spinosaurus de Egipto, fue miembro de un grupo que desarrolló en el dorso espinas similares a las de los pelicosaurios. El final de aquel periodo conoció terópodos gigantescos, como los tre­mendos Tyrannosaurus, algunos de los cuales llega­ron a medir más de 12 m de largo. Pese a su fama de terroríficos, los tiranosaurios no eran al parecer de­predadores; vivían más bien como carroñeros y se alimentaban de animales que hallaban muertos o de los despojos abandonados por animales cazadores más activos que ellos.

El Apatosaurus

Los grandes dinosaurios carnívoros fueron unos depredadores feroces. El gigantesco Tyrannosaurus rex es un representante característico: se alzaba sobre sus poderosas patas traseras y tenía muy pequeñas las delanteras, unas y otras estaban equipadas con grandes uñas. Pese a su tamaño, es probable que fuera buen corredor; corría equilibrándose con la cola y llevando el cuerpo horizontal

El Apatosaurus (más conocido como Brontosaurus) fue uno de los dinosaurios saurisquianos más grandes; vivía en pantanos o en las orillas de los lagos, porque necesitaba del agua para soportar su enorme peso. Es posible que el gran volumen de los saurópodos, aunado a su lento metabolismo, les permitiera desarrollar una temperatura constante



  • apatosaurus en el agua
  • dinosaurios apatosaurus
  • apatosaurus
  • dinosaurio apatosaurus
  • el apatosaurus

  • novedades android
Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario