Tipos de masaje





El estudio científico de las diferentes aplicaciones del masaje ha servido para poder desarrollar distintas técnicas especializadas según el efecto que se quiera conseguir o el colectivo a quien vaya dirigido. Cada una de estas técnicas ha desarrollado una serie de manipulaciones o movimientos específicos, aunque por lo general las maniobras efectuadas son comunes a casi todas las variantes de masaje. Las cuatro variedades más ex­tendidas y utilizadas son las siguientes:

Masaje deportivo

Este tipo de masaje se dirige a las personas que practican algún deporte y  que necesitan cuidados complementarios para la práctica del mismo. Se aplica el masaje a las zonas o grupos musculares más ejercitados, en fun­ción del deporte que se practique. En esta especialidad del masaje se pueden distinguir claramente cuatro modalidades bien diferenciadas, que tienen relación con el momento en que se le aplique el masaje al deportista. Justo antes de la competición, el deportista necesita un masaje de calentamiento. Este masaje tiene como finalidad principal que el deportista se encuentre en óptimas condiciones en el momento de iniciar la competición, de forma que desde el primer momento su rendimiento sea el máximo; por otro lado, se intenta evitar la aparición de espasmos musculares, muy frecuentes cuando el calentamiento y la preparación del deportista no han sido correctos o no se han efectuado. Durante la competición, en los descansos o pausas, necesita un masaje de intervalos o de mantenimiento. Esta modalidad del masaje deportivo tiene por objeto mantener los niveles de actividad del deportista a pesar del esfuerzo realizado. Justo después de la competición, necesita un masaje restaurador o regulador. De las cuatro modalidades de las que se compone el masaje de tipo deportivo, ésta es la de mayor importancia, ya que trata de conseguir lle­var al deportista al estado anterior al esfuerzo y regular la actividad de sus estructuras muscular y ósea, eliminando o aliviando las sensaciones de cansancio o fatiga debidas al esfuerzo. En la mayoría de los casos el deportista también necesita de cuidados continuados. Éstos consisten en la aplicación de masajes de control. Con este tipo de masajes se atienden las posibles lesiones que el deportista haya sufrido en la práctica del deporte y se hace el seguimiento de la evolución de las mismas.

Masaje circulatorio

Tiene por objeto activar el riego sanguíneo de nuestro cuerpo. En esta variante son de gran importancia las direcciones de las manipulaciones, que siempre deben realizarse en dirección al corazón, para favorecer la circulación de retorno. Este tipo de masaje es indicado para personas con tendencia a los edemas y con deficiencias en el retorno venoso.

Masaje sedante

Se trata de una variedad de masaje extremadamente delicada, que requiere de unas condiciones de ambiente adecuado y puede ser combinada con musicoterapia y cromoterapia. Se aplica mediante manipulaciones muy suaves y con extremado tacto sobre zonas muy concretas, para conseguir la relajación deseada. Está indicado en ca­sos de estrés, nerviosismo, insomnio y en casos en los que el sistema nervioso del paciente esté alterado.

Masaje de recuperacion

Este masaje, también llamado de reha­bilitación, se aplica en casos de poca función motora. El trabajo del masajista consiste en aplicar masajes sobre las zonas afectadas, para luego realizar ejercicios de movimiento de las articulaciones, con el fin de recuperar la movilidad y las funciones articulares perdidas.

tipos de masaje .efectos fisiologicos.



  • efectos fisiologicos movimientos articulares
  • masajes restauradores
  • que son tipos de masaje de calentamiento
  • tipos de masajes en el deporte

  • efectos fisiologicos del masaje de relajacion
  • novedades android
Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario